Posteado por: pcmf | octubre 5, 2008

La curiosidad de Walker Percy.

“Mercaderes y charlatanes se hicieron con el control de Europa, llamando a su insidioso evangelio “La Ilustración”. Pero de las cenizas de la humanidad no surgió ningún Fénix”. (Ignatius: J. Reilly “Sangre en sus manos: El gran crimen, un estudio de ciertos abusos que se cometieron en la Europa del siglo XVI).

En Marzo de 1969 tras varios días desaparecido puso fin a su vida un joven de treinta y un años en la ciudad de Nueva Orleans. Su suicidio no conmocionó al mundo ni fue portadas de grandes periódicos.

Siete años después en 1976 la madre, que había destruido la nota de suicidio que dejó el joven, puso en manos del autor. Walker Percy un manuscrito escrito por su hijo. Percy más molesto que halagado, no tuvo más remedio que aceptarlo para dar su opinión sobre el mismo.

Pensando que unas pocas páginas servirían para constatar que aquella anciana le había dejado un infumable escrito, comenzó su lectura. Hoy debemos a la insistencia de una madre y la curiosidad de un escritor consagrado la existencia de una de las novelas más impactantes de los últimos treinta años.

No podemos soslayar que todo lo que rodea a esta novela sirve para aumentar su mitificación, en una época en la que cualquiera puede ser un mito en veinte minutos. Pero prejuicios a parte hay que aceptar que quien lea por primera vez “La conjura…” no queda indiferente a su hechizo.

El argumento es el que siguiente. Ignatius J. Reilly  protagonista absoluto de esta historia es un inadaptado con una visión muy peculiar del mundo que se ve abocado a buscarse un trabajo cuando tiene un accidente de coche con su madre. A través de sus peripecias conoceremos la ciudad de Nueva Orlenas en especial su barrio Francés por donde deambulan toda una galería de personajes a cual más estrambótico y peculiar.

Alguna crítica trata de comparar a Ignatius con algunos de los grandes personajes idealistas de la literatura,empezando por Don Quijote. Pero Ignatius es incomparable. Pués hay pocas cosas a destacar de él. Es zafio, prepotente, malévolo y hedonista. todas las acciones que emprende acaban mal por su innata incompetencia y capacidad de adaptarse. Aquí vemos la parte humorística de la trama, donde no es dificil soltar más de una carcajada ante las ocurrencias de Ignatius.

Pero junto con ello a través de una narración lineal que va increscendo a través de la trama percibimos que lo que realmente estamos viendo es la bajada a los infiernos de nuestro protagonista. La inserción por parte del autor de los própios pensamientos de Ignatius en sus cuadernos Gran jefe nos ofrece la visión de un hombre que poco a poco va perdiendo la perspectiva de cuanto le rodea.

Uno de los grandes aciertos del autor es que si bien escribe la novela en tercera persona, logra que cada personaje pueda mostrar sus própios punto de vista sobre las situaciones que se suceden. De esta forma no todos los protagonistas de la novela consideran a Ignatius responsable de los desastres que se suceden.

El siguiente punto a tratar aquí debería ser las similitudes biográficas entre la novela y la vida del autor. Pero como no hay intención de destripar la novela y evitar el placer de su lectura, acabaremos con la siguiente imagen. Un policía de incógnito en un vater público de la estación de autobuses de Nueva Orleans leyendo “La consolación por la filosofía” de Boecio mientras sufre un terrible catarro y trata de detener a algún sospechoso. Olvidemos toda la parafernalia que rodea esta novela y disfrutemosla con lo que es: Una obra por la que no pasa el tiempo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: