Posteado por: pcmf | octubre 25, 2008

Paseo por el pasado. Fuente Álamo.

 

 

 

 

 

 

Con el inicio de la Edad del Bronce se observan en Europa una serie de zonas donde comienzan a dibujarse una serie de elementos comunes investigados por la arqueología.

 En este sentido la cultura del Argar va a jugar un papel importante.

 La teoría que se sigue habitualmente sobre su formación señala que se trata de una evolución de la cultura del eneolítico pero con la entrada de elementos exógenos procedentes de Anatolia, según teoría de Gordon Childe.

Esta cultura se caracteriza por formar pequeños poblados en zonas de dificil acceso,con el empleo de fuertes muros e inhumación en Necropolis a través de cistas de piedras, fosas o grandes vasijas.

La localización de estos yacimientos se encuadran en la provincia de Almería destacando los yacimientos de El Argar, que da nombre a esta formación cultural, o Fuente Álamo.

Precisamente al yacimiento de Fuente Álamo están dedicadas estas líneas. Situado en la Sierra de Alamgro, en el término municipal de Cuevas del Almanzora, este conjunto arqueológico reune la tipología típica de los yacimientos argáricos que hemos mencionado.

Aproximadamente hace unos 4000 mil años se comenzó a construir en el cerro una auténtica acrópolis con grandes edificios, almacenes y cisternas para el agua y una necrópolos. A lo largo de la ladera se situaban las casas con una tipología rectangular diferente de las habituales en la época que eran ovaladas. La elección de este lugar tendría que ver con la explotación y comercio de metales (cobre y plata) . Además desde el cerro se posee una situación estratégica inmejorable para controlar toda la zona del valle del Almanzora.

La vida cotidiana en Fuente Álamo solo permitiría subsistir a sus moradores. Hoy sabemos que el espacio poseía una imagen diferente de la actual. Pués la zona se encontraba rodeada de bosques de pinos y matorral. Las formas de socialización entre los habitantes del yacimiento se expresaban a través del trabajo y la tipología de las casas. Con una especie de terraza que comunicaba con las vivienda del vecino y permitían hacer parte de la vida a la luz solar.

Se han encontrado en el yacimiento numerosos restos de utillaje,tanto agrícola como minero que nos hablan de las actividades económicas de la zona. También la actitud ante la muerte de sus habitantes nos da una idea de los modos de pensar de estos. Se han catalogado tres tipos de enterramientos. Los más antiguos son excavaciones en las rocas. Después vinieron las cistas en pidera donde se enterraban en cuclillas los cadaveres y por último las urnas o pithois donde se daba sepultura a los niños. Todo ello aderezado con un ajuar funerario que señala la idea de la creencia en un más allá por parte de sus habitantes.

Precisamente esta idea de los ajuares funerarios ha sido la consecuencia de que a lo largo de la Historia los saqueos al yacimiento fueran constantes por parte de coleccionistas. En la actualidad la zona es catalogada como Bien de Interés Cultural. Protegiendose así a uno de los mejores ejemplos de la llamada cultura del Argar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: