Posteado por: pcmf | noviembre 9, 2008

Erotismo y caciquismo en España.

felipe_trigoConocemos como Restauración en España al periodo histórico que se inicia con el pronunciamiento del general Martinez Campos y trae de regreso a España a los Borbones en la figura de Alfonso XII. Este momento político puede reflejarse por medio de dos elementos. Por un lado la figura de Canovas del Castillo,ideológo del sistema y por otro sus formas de poder basadas en el caciquismo y el fraude electoral.

Este sistema obligó a una gran parte de las posibles élites políticas y económicas del país a quedarse fuera de las tareas de gobierno sino cumplían las condiciones del peaje político que la Restauración exigía.

En este contexto Leopoldo Alas “Clarín” daba la bienvenida al mundo de las letras en 1901 a un novel escritor que procedente de Extremadura publicaba su primera obra “Las Ingénuas“. Adjetivos como “corruptor del idioma” “tosco y grosero” llenaron las cuartillas del terrible crítico y pusieron a este médico en el mapa literario madrileño.

Nacido en Villanueva de la Serena y con pensamientos socializantes y marxistas, Felipe Trigo alcanzó pronto un gran éxito editorial y económico al alcance tan solo de escritores como Blasco Ibañez. Fue gracias a las desaforadas críticas que le tachaban de pornográfico por lo que el médico-literato extremeño obtuvo un puesto de primer orden en las letras patrias.

Pero sería injusto tratar de ver en las novelas de Trigo las temáticas de esas novelitas denominadas galantes. A través de un erotismo implícito en la sociedad española de la época, el escritor pone de manifiesto la enorme hipocresía que dominaba la España de la Restauración. La crítica a las costumbres sociales de una burguesía encasillada, los usos políticos fraudulentos del caciquismo, la posición de la mujer en clara desventaja con respecto al hombre o la vida del campesinado en la época son temas estructurales que reflejan más allá de lo supuestamente pornográfico las grandes preocupaciones de Trigo.

El pensamiento del escritor evolucionará de sus primeros manifestaciones socialistas hacia un reformismo que pretenda más que una revolución un cambio sutil pero significativo en las condiciones sociales y políticas españolas. Pero sin renunciar el presentar por medio del erotismo las condiciones morales imperantes. Aunque es cierto como han señalado algunos especialistas de la obra de Trigo que sus fundamentaciones teóricas se aproximaban más a las tertulias de café tan en boga en la época que a las grandes construcciones ideológicas que el marxismo o el anarquismo proponen. De ahí su enorme éxito.

Las principlaes obras del autor son” Jarrapellejos” y El médico rural” dos manifestaciones magníficas del talento e ideario de este escritor. Novelas polémicas en su día y que la axfisia intelectual del primer franquismo condenó al olvido y el prejuicio. En ambas Trigo muestra de forma clara y descarnada las caracteristicas que hemos enunciado anteriormente.

Esta misma sagacidad y lucidez para mostrar las penurias morales que sufría España le llevó en un momento de debilidad a pensar que la única solución posible era descerrajarse un tiro. Alcanzando la metafora perfecta que definía la situación española. Acontecimiento que pondría en práctica en 1916. Tenía cincuenta y dos años.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: