Posteado por: pcmf | enero 7, 2009

La ambición española por Italia (1715-1719)

La compleja situación en que quedó tras la firma de los acuerdos de Utrceht y Rastadt llevó a España a retomar una política intervencionista en los asuntos italianos.

Lo curioso de esta intromisión de la corona española es que va a ser promocionada intensamente por dos personajes de origen italiano. Por un lado la segunda mujer de Felipe V,Isabel de Farnesio y por otro el cardenal Alberoni.

Isabel natural de Parma fue una mujer muy preocupada por las intrigas políticas y deseosa de lograr un brillante futuro para sus hijos impulsó la necesidad de asegurarles a estos estados soberanos en los que pudieran ejercer su poder

Alberoni que provenía de una familia muy humilde del Ducado de Parma conocía bien los entramados de la corte española pues había sido secretario del Duque de Vendome jefe de las tropas hispano- francesas en Italia. Además tuvo parte activa en las negociaciones que llevaron a Isabel a contraer matrimonio con Felipe V.

De esta manera se conjugaron deseos personales, tramas políticas e interés porque España recuperara su grandeza internacional. Alberoni como cabeza visible de la administración española trató a través de la conquista de Cerdeña (1717)y Sicilia  encauzar estos objetivos. Pero lo único que lograron fue que se formara una cuadruple alianza entre Gran Bretaña, Holanda, Imperio Austriaco y Francia en contra de España pués violaba los tratados de Utrecht.

Fue la llamada cuadruple alianza, que tuvo cmo principales logros la derrota de la escuadra española en el cabo Passero ,la toma de Vigo por los ingleses y la invasión de Cataluña y el País Vasco por parte de Francia.

Esto obligó a España a firmar el Tratado de la Haya y renunciar a sus conquistas. Además le costó el puesto a Alberoni que debió abandonar España y tratar de salvar su vida y su figura política hasta recuperar cierto prestigio.

Pero a Isabel no le fue tan mal en las negociaciones pués consiguió para su hijo Carlos, futuro rey de España la promesa de que sería rey del Ducado de Parma a la muerte del último Farnesio. A lo largo de la Historia vemos que la diplomacia a veces, es el arte de confirmar lo que la fuerza manifiesta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: