Posteado por: pcmf | julio 17, 2009

Los sucesos de Great Wyrley.

A las diez y media de la mañana del 19 de Octubre de 1906, salía de la cárcel de Pentollville en el norte de Londres, un joven abogado inglés de origen parsi llamado George Edalji. Este suceso no debería de ser tan extraño pués gran cantidad de presos cumplen sus condenas y son liberados. Lo sorprendente del caso es que nuestro protagonista fue puesto en libertad tras haber cumplido tres de los siete años de trabajos forzados a los que fue condenado por supuestamente destripar a un caballo.

El origen de esta historia ocurre en la pequeña localidad inglesa de Great Wyrley a donde años antes había llegado un pastor protestante junto con su mujer de origen escocés. El sacerdote Edalji poseía una peculiaridad que sorprendió a la pequeña comunidad. Su procedencia era parsi y había sido convertido al anglicanismo en la lejana joya de la corona.

Durante años los Edalji sufrieron un acoso constante en forma de cartas anónimas que centraban los ataques tanto en el sacerdote como en su hijo George. Esa situación enrarecida tuvo su momento culminante cuando la policía haciendo caso de los anónimos detiene a George como sospechoso de destripar ganado. En un juicio donde los prejuicios, las medias verdades, la obcecada forma policial de inverstigar el caso,el papel de la prensa, un juez sin formación jurídica y un jurado influenciable convirtieron a un sorprendido y gris abogado en culpable.

De este modo George Edalji comenzaría un calvario que duró la no despreciable cantidad de tres años. A su salida de la cárcel la principal preocupación de Edalji es recuperar su vida y  prestigio mancillados. Su obsesión es demostrar no solo que es inocente sino que su proceso ha estado plagado de errores. Para ello inicia con la ayuda de varias personas una campaña para limpiar su nombre e imagen. En esa situación se encontraba cuando Arthur Conan Doyle entonces en la cima de su popularidad se hace eco del caso.

El famoso creador de Sherlock Holmes era muy aficionado a las causas injustas o perdidas. Vehemente y locuaz se entrevista con Edalji y decide ayudarle. De este modo Holmes va a investigar un caso real,para tratar de encontrar al verdadero culpable.

El escritor empleará todas las herramientas del buen detective acompañadas de la diplomacia y contactos que posee como escritor de éxito. Arma tal escandalo que consigue que Glandstone entonces ministro del interior nombre una comisión de investigación que revise el caso.

La cual llega a la sorprendente conclusión de que posiblemente Edalji es inocente pero quizás se tuviera merecido lo que ocurrió por su forma de ser. Es decir su origen parsi, su timidez y vida apartada pudieron confundir a la policía en sus investigaciones.

El resultado de todo ello además del comprensible enfado de Conan Doyle fue el surgimiento de una corriente de simpatía hacia George por lo injusto de su proceso.Finalmente el caso Edalji sirvió para que se establecieran en Gran Bretaña los Tribunales de Apelaciones que no existían hasta ese momento. Por otro lado ayudó al famoso escritor en persistir en las causas perdidas como fue su defensa de otro condenado injustamente Oscar Slater. Pero eso ya es otra historia. Lo que no podemos dejar de señalar por último es la semejanza del asunto Edalji con el caso Dreyfuss francés.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: