Posteado por: pcmf | julio 19, 2009

Atrapado en “el jardín de las delicias”.

 

 

 

 

 

 

 

Existen variadas maneras de acercarse a las novelas de Michael Connelly. Se pueden entender como simples representaciones del género policial, mero entretenimiento veraniego o tratar de bucear más allá de las apariencias.

Las dos primeras opciones son solo consecuencias del prejuicio de quién no ha leido ni una linea de Connelly. La lectura de cualquiera de sus novelas no muestra un universo que va más allá de la linea argumental poli con problemas metafísicos captura a malvados delincuentes mientras es incapaz de gobernar su vida. Conforme se suceden las historias y los casos  los lectores son conscientes de que el proyecto del novelista posee una entidad que trasciende los márgenes de la novela de género.

Por tanto a la hora de leer algunos de los casos que el protagonista Harry Bosch investiga son variadas las claves a tener en cuenta para comprender tanto la personalidad del mismo como el espacio en que se desarrollan sus aventuras: La ciudad de Los Ángeles.

En este sentido la obra pictoria de Hyeronimus Bosco y su “Jardín de las Delicias” son un primer referente imprescindible para conocer las intenciones del autor. Su personaje se llama igual que el pintor y posee una percepción de su ciudad y los delitos que se cometenen ella  que se asemeja a las inquietudes que el Bosco describe en su famoso tríptico. Un mundo desolado controlado por la ambición y el pecado donde el hombre refleja su angustia vital. El acierto de Connelly será el ver que esta concepción de castigo y perdón es muy estrecha para los modos de pensar del individuo contempráneo por lo que su personaje evoluciona en sus ideas a lo largo de las tramas.

La segunda imagen a tratar de visualizar nos lleva a los cuadros de Edward Hopper, en especial su” Nightwhaks” ( aves nocturnas).  Donde se reflejan personajes abandonados y enquistados en una ciudad que no permite escapar a la soledad. Los personajes son conscientes de su sitaución pero a la vez se ven incapaces de escapar de ella. Es la ruptura del sueño americano,su fracasado intento de mostrar lo fácil que es alcanzar la felicidad.

Estas dos representaciones pictóricas se entrecruzan en la biografía del protagonista junto con su pasado de veterano de la guerra de Vietnam. Una guerra que ha pasado sin conocer al enemigo,pués su trabajo se centraba en la penumbra de los túneles del vietcong luchando en muchas ocasiones más con la oscuridad de su miedo que frente a hombres reales. Ese pasado angustioso y sin sentido marca gran parte de la juventud de Bosch. Por ello la banda sonora de su existencia abandona los ritmos desenfrenados del rock y busca su acomodo en los pausados lamentos del Jazz. Donde el saxofón de Art Pepper y su azarosa vida encuentran reflejo en Bosch.

En esta construcción compleja de la personalidad del protagoista no podemos olvidar las referencias literarias. Por un lado el deseo de Connelly de emular a Chandler. Es decir tratar de encajar las tramas a través de un personaje que despliega su inteligencia y participa al lector de su peregrinaje. A la vez que es testigo desapasionado de las miserias y verdades que rodean al género humano de la ciudad de los Ángeles. Por otro su sincero homenaje a otro de los maestros del genero negro. James Ellroy haciendo coincidir algunos aspectos biográficos del escritor con los de su personaje.

Para concluir observaremos que las diferentes novelas de la saga Bosch se enriquecen con una variedad de personajes que más allá de relacionarse con Bosch son en muchos momentos protagonistas de la acción,dando descanso al personaje principal. De este modo Connelly convierte su obra en una ” Comedia Humana” al estilo de Balzac. Así podemos afirmar que las intenciones del autor trascienden la marca de novela de género para mostrar un amplio catalogo de la condición humana.


Responses

  1. No conozco  nada de Connelly, pero he leído con verdadero entusiasmo la crítica que el autor de este blog ha hecho en relación al paralelismo existente que se da, entre lo que subyace del trasfondo de la novela y los cuadros de Hopper “Aves nocturnas”  y El Bosco “Jardín de las delicias”.Felicito al Escriba de Menfis por la clarividencia de personajes coincidentes, sórdidos,extraños,pero reales, propios, como él dice,de la condición humana.Personajes atemporales y en lugares diversos.Gente rara,solitaria y muchas veces perdida. Como nosotros mismos…

  2. Agradezco Miguel Angel tus sinceras palabras por venir de alguien que siempre trata de ver la realidad que se esconde detrás de ese espejo en el que se ha convertido la sociedad aborregada que nos ha tocado vivir.
    Ya sabes que esto es solo un modesto intento de lanzar mensajes a estos mares virtuales y lograr convocar a quien como nosotros no nos conformamos con la “ley y orden” que nos publicita el telediario.

  3. ¿Acaso incitas a la insurreccion virtual? Si hay que quemar algún palacio, me apunto…

  4. Toda insurrección del pensamiento único es bienvenida. Compañero hoy día las barricadas son tan virtuales como reales. Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: