Posteado por: pcmf | mayo 17, 2010

Me estoy barruntando algo,pero no sé como decírtelo

ARTÍCULO GENTILEZA DE FRANCISCO UCERO PROFESOR DEL I.E.S. FUENTE LUNA ( PIZARRA,MÁLAGA)

“Nuestro Señor bajó de los Cielos, y le hicieron un seguro de vida- sanitario con ortodoncia al 50%, y le regalaron una televisión de 47 pulgadas y la Wii.”

Alguien comentaba por ahí, en cualquier foro de tantos sobre el 2012, o del fin de la Tierra, que lo que se acababa era una forma de entender nuestra sociedad. Que el fin del capitalismo estaba cerca y que iba a surgir una nueva forma de entender el mundo.

Siempre he sospechado que la crisis era un montaje para acabar con los peces chicos, y que los grandes se dieran un  festín barato, y creo que no me he equivocado. También es una forma de acelerar una gran guerra, para terminar de redondear el gran negocio del siglo XXI, acabar con una buena parte de población, y que haya más recursos para los de siempre. Sólo hay que observar detenidamente la Historia para ver los mecanismos impuestos para que esto sucediese, y cómo, de una u otra forma, se van replicando ahora.

El Gran Capital, los hacedores de la nueva cultura, de la nueva religión, y de los mestizajes de tradiciones, (que por eso mismo no son tradiciones, son falsas y carecen del sentido que originalmente tuvieron), están dando el penúltimo salto del Gran Plan.

Debajo  de  una  gran  capa  plástica  de  democracia,  impermeable  hasta  para exudar lo que es uno mismo a los demás, parece que se nos permite decir, pero la   incultura   general   impuesta   sólo   nos   hace   escuchar   repetidamente incongruencias, falsedades. Parece que se nos permite hacer, pero el miedo nos atenaza, o nos van poniendo piedras en los pies. Parece que se nos permite opinar, pero nuestra voz no es la de los que nos representan, es la suya, en nuestro voto sólo decimos: “Haz tú, concretamente tú, lo que te dé la gana”.

Aquellos, que otrora miraron por aquellos de abajo, no pueden hablar; no es de muy  buena  educación  hablar  con  la  boca  llena,  y  llevan  años  llenándola. Cubren sus propias expectativas y funcionan como una empresa. Cómo me gustaría conocer su Inmovilizado Neto.

Los revolucionarios que se plantan ante el mundo lo hacen ante cámaras de cine,  con  paradas  para  descansar  y  tomar  un  refrigerio.  Se  manifiestan, coreando eslóganes, mientras siguen el ritmo agitando sus cadenas de oro; y en su furibunda apuesta por ser los que más defienden la libertad, defienden la pena de muerte (física, social o cualquiera) para aquellos que no defiendan lo que ellos. ¡Qué me recuerdan a ciertos generales fascistas, que pasada la guerra se declaraban ácratas de salón, cuando se encontraban en  “petit comité”, por supuesto.

Planteemos problemas de capote rojo. De esos a los que todo el mundo entra. Lo llevamos en las vísceras. Planteemos la 4ª República, permitamos que la ley no valga nada para unos (por ser quienes son, bondad infinita…) y sea para los demás.  Hablemos  constantemente  de  sexo  y  de  lo  diferentes  que  somos hombres  y  mujeres,  pero  lo  iguales  que  tenemos  que  ser.  Cuestionémonos constantemente las reglas del juego, discutámoslas en cada momento. Eso es muy social, muy libre, pero nunca acabaremos jugando a nada. Y lo curioso es que, en ese estado de cosas, siempre aparece alguien que se come una y cuenta veinte, o treinta, qué más da.

La  Crisis,  con  su  mayúscula  impuesta,  qué  bello  montaje  para  empezar  a cambiar  la  mentalidad  de  un  pueblo.  Ya  casi  somos  yanquis.  Alguien  me comentaba  que  nosotros  no  llegaremos  a  tener  esa  mentalidad  (¿cuál,  me pregunto yo?).

CONTINUARÁ…


Responses

  1. Hola a todos:
    Paco, miedo me das, teniendo en cuenta que sueles acertar en tus predicciones, oraculo de Delfos.
    ¿Para cuando una colaboracion en Reflexiones, caballero gentil?
    Un fuerte abrazo a ambos.

  2. Las crisis económicas, que todo el mundo avanza como cíclicas, pero que los que las analizan en profundidad callan, suelen venir de nuestro alter ego, EE.UU., y casi siempre como una estafa ante la cual sonreimos como si fuéramos idiotas y no nos diéramos cuenta del regalito. Esta última viene del mismo sitio, junto a las vacunas infalibles contra la peste del siglo XXI, que hemos comprado por millones, con la connivencia de la ONU. Miedo me dan a mí, que siempre matan al mensajero…

    • Querido amigo:
      Conociendo como se las gastan, me esta dando hasta miedo a mi.
      Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: