Posteado por: pcmf | diciembre 19, 2010

Rado Listzo y el cuarteto gris.

Rado Listzo nació en la ciudad de Cracovia a orillas del Vistula en una fría madrugada de 1900. Hijo de una humilde familia de origen francés. Rado creció imaginando las fantásticas leyendas que su abuelo contaba en los duros inviernos polacos al calor de la lumbre.

La tradición familiar mezclaba a unos confusos ancestros surgidos de los arrabales parisinos que acompañaron a Napoleón en sus triunfales victorias por Europa y que acabaron decepcionados por la traición de los ideales revolucionarios del corso.

No es de extrañar por tanto que la febril imaginación del pequeño Rado fuese desde tempranas horas alimentadas de batallas, conspiraciones, raptos y todo tipo de aventuras, mientras que el crío aprendía a manejarse por las calles de la ciudad antigua o Stare Miasto.

El faro de sus primeros sueños literarios será como no podía ser de otra forma París y sus vanguardias artísticas. A la vez que Cracovia se convertía en un centro cultural y artístico de relieve, pasaba a ser políticamente dependiente del imperio germano. Situación que un afrancesado como Rado no podía conciliar con los anhelos de su juventud.

Por ello cuando el profesor Rudolf Weigl le ofrezca a al joven alimentar un piojo con su sangre para ayudarlo en sus investigaciones sobre el tifus, este no se lo piensa y con el dinero que obtiene abandona las gélidas orillas del Vistula por las del Sena y cruza media Europa desempeñando los más variados oficios en una época convulsa. Son los felices años veinte.

A su llegada a Francia solo le acompaña un pobre macuto con  versos poco inspirados en su héroe literario Baudelaire:

“Mi Pobre ingenio !ay! ¿Qué tienes este día?
Pueblan tus fútiles ojos las visiones melancólicas.
Y mudándose veo reflejarse en tu tez
La demencia y el espanto, frescos y apenados.”

“Cuadros franceses” (1923-1925)

Y una carta de recomendación conseguida por Stefan Banach, famoso matemático polaco conocido de Rado, para Sylvia Beach una de las mecenas más importantes del París del momento. Este intrascendente hecho en principio servirá para que Listzo comprenda que nunca será el mejor de los poetas. Su carrera artística ha comenzado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: