Posteado por: pcmf | octubre 27, 2012

Pruebas

 repliega la certeza
a cuanto se conquista a tientas.
Uno alza  manos  turbadas
alucinado, ligero.
Ajeno a la paradoja ciega
al   relámpago y  la lluvia
a los perfiles insepultos, la ceniza,
la sonrisa en cráneos afrentosos
a una sospecha por castigo en el espejo.
Besos oxidados migran como aves avarientas
sin  tibieza ni  incertidumbre unos de otros.

Se repliega la certeza / mansamente
por lo fértil opuesto
a una convicción confesa,
en búsqueda tal vez
de dignidades  secundarias
que sirvan de desahogo y homenaje
o alumbren cenagal de nostalgias.

Se repliega la certeza / mansamente
no importan  equipaje ni camino
ni que el futuro sea un reflejo
alojado en una habitación abandonada.

 Sin cómplices ni tacto,

impregnando ese destino

    como túnel excavado que no sabe donde llevará.

                                       R. Lizto ” Pensamientos epicureos”

                                                 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: