Posteado por: pcmf | noviembre 8, 2014

Pasividad y rebelión.

“Sobre el cansancio y el no hacer en literatura. La confusión entre el silencio y la inacción. ¿Cuál debe ser la actitud más coherente con uno mismo en los tiempos que corren?

¿Quién sobrevive a la pereza de tener que explicar las propias actitudes cuando se bosteza ante las ajenas?

La pasividad de los personajes y la rebelión ante el autor. De Cervantes a Unamuno. Escribir contra un arquetipo. Robar de lo que rodea. La biografía individual de la multitud en el mundo. Disfrazar la acción y obviar los préstamos. Vampirismo literario. La biografía de la verdad o  autobiografía de la ficción.

¿Es la duda inacción o la esfera del pensamiento es la absoluta culminación del hacer? Hamlet duda por  conocimiento o cobardía. Discutir esto es plantear cual debe ser la situación del intelectual en el mundo. El puente que une a los hombres vacíos, superfluos, dormidos en la quietud del crepúsculo con los discípulos del avanzar en el viento. La pasividad como reclamo. La contradicción, lleva a la violencia. Dialéctica hegeliana, que resume el disfraz que oculta nuestro auténtico yo en el mundo. El heroísmo que penetra al tímido y obvia el valiente. Huir deja de ser una excusa y es acto justificable.

Heroísmo, heroicidad, héroe. Tomar una decisión solo cuando merece la pena no equivocarse al tomarla. El molino es un gigante cuando se debe cruzar la puerta del castillo”.

                                                 R. Lizsto “Pensamientos epicúreos”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: