Posteado por: pcmf | noviembre 16, 2014

El verdugo y la víctima.

“Escribir un diario (así sea un diario de pensamientos, reflexiones, ocurrencias de cada día, inútiles divagaciones) entraña lucha, dualidad, o por lo menos análisis. El yo que viene y el que contempla. El verdugo y la victima.”

                                                                          Octavio Paz.

 Textos de joven aprendiz. Momentos de intensa belleza, barroca, arcaica. La voz moldea el leguaje. Búsqueda de hallazgos inesperados. No hay literatura o vida sino vida y literatura. No hay otra forma de caminar.

Naturaleza, mito, noche, crepúsculo, poesía, moral, ética, conciencia, conocimiento.Todo surge y se confunde en la naturaleza. Donde nos acoge tras el despertar incierto.

Luego aparece el amor “amar es dar un salto mortal”. Y todo lo que conlleva la expresión de la belleza. Juego hipotético donde alcanzar el conocerse así mismo. Esa necesidad intensa de cada momento.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: